Testimonios

Con el paso de los años, como seres humanos buscamos muchas cosas por fuera de nosotros mismos pero realmente las más valiosas de la vida están dentro de sí. Ese despertar de cómo apreciar la vida de una manera diferente, lo he aprendido de una manera sencilla compartiendo y alimentando mi espíritu con las enseñanzas de María Isabel.

La conozco hace varios años y la recomiendo ampliamente. Cuando estamos perdidos en medio de nuestros propios pensamientos, necesitamos personas que nos escuchen y nos muestren un norte para salir adelante y ella tiene la capacidad de en rutar a las personas para que por sí mismas encuentren su camino. Muchas veces nos enférmanos físicamente, pero nunca nos preguntamos por qué se dan estas enfermedades y es porque tenemos problemas que se generan en el alma y es difícil tratar con estas circunstancias. Es allí donde radica la magia de María Isabel: te enseña a descubrir ese velo que tenías y que no te dejaba ver más allá.

Alejandro Villa PosadaGerente AtrappaMedellin

Mis clases de yoga me han influenciado muy positivamente. Me ayudan a liberar el estrés del día a día y recobrar mi energía. Marisa, gracias por cruzarte en mi camino!

IGS

Gracias a María Isabel, mi amiga del alma, encontré la importancia de mi ser como espíritu y fue ella quien me introdujo en el crecimiento del alma con la meditación y el yoga, con su gran ayuda siempre ha estado a mi lado en mis grandes dificultades de salud, he padecido enormemente un problema de riñón único y he tenido repetición cálculos y hace 4 meses se me obstruyo el riñón como consecuencia de eso hice una infección que hizo que me hospitalizaran y estuve en condiciones muy delicadas, gracias a Dios y amigas como María Isabel salí adelante porque siempre estuvo como una luz que me alentaba y no me permitía que yo me apagara, siempre diciéndome, visualiza que te vas a mejorar, medita y pide cosas positivas para tus procedimientos, por todo esto y mi fuerza interior estoy súper bien, ya me operaron y doy gracias a Dios por el proceso fueron 4 meses que de ahí encontré que el valor de la amistad es infinita y es una gran riqueza.

Luz Stella Giménez

Tengo la fortuna de ser amiga de Maria Isabel Zapata hace varios años. Nos conocimos a través de la Meditación trascendental. Es una persona de la que he aprendido muchísimo: una maestra en todo el sentido de la palabra, es la hermana que el universo me regaló y por la cual siento un profundo respeto. El valor de la familia, su disciplina, amor incondicional por los demás, su búsqueda incansable en el tema de la espiritualidad y un profundo conocimiento del yoga, todo esto es inspirador en cada momento de mi vida.

Un abrazo!

Victoria Eugenia Yepes AngelPublicistaMedellin

Querida María Isabel quiero agradecerte todos estos años de yoga (10) me ayudaron a fortalecer mi Alma después de la muerte de mi esposo y me ayuda mucho con mi golf y tennis, no sé qué hubiera hecho sin ti.

Mimi Batievsky

Hola Mari, quería decirte aquí que son pocas las personas que han llegado a tocar nuestras vidas de una manera única! Gracias

Debora G

He conocido a María Isabel Zapata por más de diez años, y hoy me es difícil expresar tantas cosas maravillosas que le puedo atribuir en tan pocas palabras.

Como instructora de Yoga es excelente, ya que se enfoca no solo en los aspectos físicos de las personas, sino también en el lado sicológico. Sus clases se caracterizan por un tono de voz suave y gran comprensión por los alumnos, pero también por la firmeza y rigor que una persona espera de la Yoga. Ella sabe cuándo dar consejos y tiene gran conocimiento acerca del pasado y el presente de todo material que cubre durante clase.

María Isabel siempre esta sonriente y genuinamente feliz, lo cual hace de las clases un momento sumamente agradable. Es muy paciente y persistente, especialmente con estudiantes (como yo) que a veces dejamos todo para el último momento e intentamos hacer excusas para no hacer lo que deberíamos hacer. Una cualidad muy especial de María Isabel es su habilidad de siempre estar disponible para sus estudiantes, y de escucharlos y ayudarlos en todo momento.

Yo admiro a María Isabel como profesional, como esposa, madre y como amiga. Me considero muy afortunada de tenerla como profesora, entrenadora y como parte de mi vida en general.

Raquel Snaider

Las clases de yoga con María Isabel se han convertido en parte imprescindibles de mi rutina semanal. María Isabel es excelente didacta, pendiente del más mínimo detalle, prepara y ajusta las clases a las necesidades del alumno.

Es cariñosa y firme, las mejores cualidades en un profesor.

Judith Moscu

María Isabel me ha llevado en un camino de aprendizaje, crecimiento personal que me ha alimentado y enriquecido de forma invaluable.

Sus sabios y dulces mensajes a través de la práctica de la yoga y una forma de vida disciplinada son un regalo solo comparable al privilegio de su amistad.

Fanny Haim

La práctica de yoga con María Isabel, a través de los años, ha cambiado completamente la estructura de mi cuerpo. Gran parte de la rigidez en las articulaciones y la poca flexibilidad han ido cediendo. Poco a poco y asombrosamente he logrado mucha más flexibilidad y fuerza en mis articulaciones y elasticidad en los músculos.

Ahora soy capaz de posturas de yoga que nunca hubiera soñado capaz de lograr.

Isabel Chalem